Cambia tu relación con la comida

0
751
Habitos alimenticios

La alimentación no se reduce únicamente a la comida que ingerimos, sino que también se vincula a otras acciones y hábitos que realizamos en torno al peso corporal, imagen personal, ejercicio, etc.

Tener cuidado con estas prácticas es importante para evitar caer en conductas obsesivas o alterar tu relación con la comida, al grado de afectar tu bienestar. Los siguientes tips, pueden servirte de guía en ello.

  • Flexibilidad. Una clave para mantener hábitos saludables de alimentación a largo plazo es ser lo suficientemente flexible para incluir alimentos de todos los grupos, si bien la cantidad y frecuencia de alimentos es importante, considerando que un 80% del tiempo tu alimentación sea saludable, en el otro 20% puedes incluir otros alimentos o bebidas de tu agrado.
  • Alimentos “buenos” y “malos”. Evita catalogar los alimentos de esta manera, así como usar otras etiquetas que los clasifiquen en cuáles se permiten o no comer; la propuesta es cambiar el enfoque y tratar de consumir una mayor cantidad de alimentos naturales para evitar restricciones que generen alteraciones en el consumo de otros alimentos. Por ejemplo, si consideras que “los carbohidratos son malos” y los excluyes o limitas por tu cuenta, puede ser que incrementes tu consumo de otros alimentos sin notarlo.
  • ¿Te pesas constantemente? Recuerda que el peso no es el único indicador de salud, por lo que un profesional puede orientarte para determinar tu composición corporal más allá del peso, con datos como los porcentajes de grasa y de músculo del cuerpo. Los exámenes de laboratorios también son una gran herramienta para valorar el estado de salud de manera integral, así que evita pesarte si es un hábito regular, ya que esto incluso puede generar cierto estrés si estás en un proceso de pérdida o mantenimiento de peso. Busca un acompañamiento integral y personalizado.
  • Realiza ejercicio para tu salud. En ocasiones se utiliza el ejercicio para “quemar calorías” o utilizar la energía que consumimos de los alimentos con gran contenido calórico, por ejemplo, una rebanada de pastel. No se trata de compensarlo, sino de llevar una alimentación equilibrada, disfrutando de tus alimentos favoritos y a la vez incluyendo actividad física por los beneficios que le brinda a tu cuerpo.
Artículo anteriorCrianza positiva
Artículo siguienteLa adicción y su relación emocional
0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios