Síndrome de la niña buena o sobreadaptación

0
1072
Síndrome de la niña buena

Este síndrome es un fenómeno psicológico observado en mujeres, caracterizado por un intenso miedo a decepcionar a los demás, la necesidad de agradar constantemente, la falta de autoafirmación y la tendencia a poner las necesidades y deseos de los demás por encima de los propios. En este artículo, exploraremos las causas, las consecuencias y estrategias para enfrentarlo.

El síndrome de la niña buena o sobreadaptación, suele estar presente mayormente en mujeres, pero también puede aparecer en hombres. Tiene su origen en la crianza, generalmente asociado a la educación autoritaria que han recibido en la infancia. Las niñas que han sido recompensadas por su buen comportamiento y obediencia, tienden a internalizar la idea de que el amor y la aceptación se obtiene únicamente a través de la complacencia y la satisfacción de los demás. En consecuencia, se esfuerzan por cumplir con las expectativas de los demás en lugar de desarrollar su propia identidad y satisfacer sus propias necesidades.

A pesar de su nombre, es importante mencionar que no se trata de un trastorno en sí mismo, sino más bien de un perfil concreto que puede dar lugar a algunas consecuencias. Dichas consecuencias  son emocionales y sociales cuya manifestación es gradual. Las personas que lo experimentan suelen enfrentar dificultades para establecer límites y expresar sus sentimientos y opiniones. Tienen miedo de ser rechazadas o de herir los sentimientos de los demás, lo que puede llevar a la supresión de sus propias necesidades y deseos. Como resultado, su autoestima puede verse afectada, así como sus relaciones personales y profesionales.

Cabe destacar, que a través de la terapia y el trabajo personal, es posible desarrollar estrategias efectivas y formas saludables de relacionarse con uno mismo y con los demás. Esto implica aprender a establecer límites, a expresar de manera asertiva los propios deseos, necesidades, y a cultivar una autoestima basada en el amor y respeto personal.

El síndrome de sobreadaptación puede ser un desafío en la vida de muchas mujeres, pero no es insuperable. Reconocer y comprender las causas y las consecuencias es el primer paso hacia el crecimiento personal, que requiere trabajar en el fortalecimiento de la autoafirmación, la creencia en el propio valor y el amor propio.

La terapia psicológica puede ser de gran ayuda en este proceso, brindando herramientas y técnicas para superar los patrones de comportamiento limitantes y fomentando la confianza y la autonomía. Además, rodearse de un círculo de apoyo puede ser fundamental para el proceso de recuperación. Junto con ello, el aprender a decir “si” a ti misma, para sintonizar con tus propios deseos y necesidades. Permitirte explorar tus intereses, objetivos y pasiones es una tarea indispensable. Prioriza y toma decisiones que te beneficien a ti y a tu bienestar.

Recuerda que el proceso de sanación es único para cada persona y lleva tiempo. Sé amable contigo misma, a medida que te liberes de las expectativas y presiones externas, te abrirás a vivir una vida más auténtica y satisfactoria, basada en tus propios valores y metas.

Artículo anteriorEquilibrio laboral y personal
Artículo siguienteComplicaciones por sobrepeso en mascotas
ORIENTA PAE
Somos una empresa que implementa el Programa de Asistencia a Empleados más completo en México y LATAM con el objetivo de brindar bienestar a las empresas, los empleados y sus familias a través de nuestras herramientas de salud laboral.
0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios