Pareja sin hijos, una nueva forma de familia

0
324
Pareja sin hijos

Cada vez es más común que las expectativas de vida de las personas se diversifiquen, lo que les lleva a tener proyectos que salen del mapa de prioridades que tenían la mayoría de las tradiciones en el mundo al respecto de los modelos de familia. Tenemos una modalidad que siempre ha existido, pero que ahora se hace más común, la familia constituida por dos integrantes, la pareja. Aquí estaremos platicando sobre sus características, los retos más comunes y cómo enfrentarlos.

Elegir no tener hijos es cada vez más frecuente entre las parejas de nuestra población juvenil. Un tema recurrente es cuestionar si son más o menos felices que las parejas que sí tienen hijos. Definitivamente, la felicidad está relacionada con:

  1. Si se cumplen tus expectativas. Si has soñado con invertir tu tiempo para el cuidado de tu salud, potencializar tu carrera, viajar, etc. sin duda tendrás más oportunidades de lograrlo si no tienes hijos. Pero si tienes dinero y personas que te apoyan en la crianza de tus hijos, sin duda también podrás cumplir esta expectativa. Con este punto podrás ubicar si serás o no una persona feliz, por cumplimiento de expectativas. Si tu deseo es tener hijos y por alguna razón no los tienes, es probable que seas infeliz, en falta. La clave para conseguir la coincidencia es de entrada elegir a una pareja afín, con gustos similares, con creencias parecidas.
  2. Negociaciones familiares. Si son dos elementos en la familia, las negociaciones son más sencillas, entre más miembros existan, entonces habrá más riqueza de perspectivas. La sensación de frustración ante las negociaciones reduce nuestro termómetro de la felicidad. Si no tienes hijos, o si los tienes, recuerda que la clave para negociar con los demás es la flexibilidad, la escucha y la validación de las necesidades de los demás y por supuesto, buscar las ganancias para todas las partes en la opción a elegir.
  3. Espacio para la pareja. Estando dos personas en el núcleo familiar tendrán más tiempo el uno para el otro porque no tendrán tantas actividades. Si disfrutas de diversificar tus actividades y disfrutas de algunas con niños, es posible que encuentres placentero tener hijos, y, en cambio, te sientas aburrido o sin sentido si no los tienes. Incluso sin hijos, podríamos tener tantos proyectos que no nos quede tiempo de pasarlo en pareja. La clave para sentirse cómodo, es ubicar lo que la otra persona espera respecto a los tiempos en pareja y encontrar un punto donde las partes se sientan bien.

Otro tema común es común pensar que si no tienes hijos no tendrás conflictos, pero aquí te presento algunos de los retos más comunes que enfrentan las parejas sin hijos:

  1. Decidir vivir juntos o no. Como no tienen hijos en común, hay parejas que prefieren vivir separadas. El conflicto aparece cuando la expectativa de alguno de los miembros difiere, toman como un avance vivir juntos y si no se da, se decepcionan al respecto de la relación.
  2. Aburrimiento. La pandemia fue fuente de germinación de cambio de hábitos, algunos mucho más sedentarios y adictivos, como ver televisión y el internet, lo que lleva a que muchas parejas olviden cómo pasar tiempo de esparcimiento. Además, la tendencia a tener actividades comunes, a veces no permite que cada uno tenga sus propias ocupaciones, y al querer estar compartiéndolo todo, la sensación es de aburrimiento o hartazgo. Considera plantear tus propias metas, relacionarte con personas no todas comunes a la pareja, realizar actividades que te gusten. Por ejemplo, visitar a tu familia sin llevar a tu pareja, ir al gimnasio, tomar clases de cocina, etc.
  3. Juntos por conveniencia. A veces no sentimos que sea nuestro momento para compartir espacio, pero económicamente lo vemos viable. Como no hay un motivo más allá, sentimos que estamos forzando la situación, la sensación es de poca libertad. A esto se agrega que a veces un miembro de la pareja es el de la dificultad económica y al iniciar una vida juntos la relación deja de ser “pareja” se genera tensión en ambas partes.

La realidad aquí, es que tú puedes hacer tu propia fórmula, no tienes que seguir ninguna regla en especial, pero ten muy en cuenta tu propio sentir, mantente en contacto con tus sensaciones, persigue tus objetivos, y si eres capaz de construir en pareja y encontrar en ello una satisfacción, será una señal de que vas bien. Si deseas asesoría personalizada en este tema o cualquier otro con uno de nuestros psicólogos, contáctanos, estamos esperando tu llamada.

Artículo anteriorNuevas formas de familia
Artículo siguiente¿Cómo saber si soy infértil?
Somos una empresa que implementa el Programa de Asistencia a Empleados más completo en México y LATAM con el objetivo de brindar bienestar a las empresas, los empleados y sus familias a través de nuestras herramientas de salud laboral.
5 1 vota
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios