¿Cómo saber si soy infértil?

0
182
Esterilidad

La fertilidad en el ser humano puede resultar complicada de predecir, hasta que deseamos tener un hijo. En ocasiones la pareja puede intentarlo sin éxito durante años sin saber que lo que requieren es un tratamiento para la fertilidad o conocer opciones como la adopción. El propósito de este artículo es tratar el tema de la infertilidad, cómo sospecharlo y qué opciones existen en caso de presentarla.

Normalmente mantener relaciones sexuales sin métodos anticonceptivos de manera frecuente da lugar a un embarazo, por lo que se estima que una pareja puede concibir pasados 3 meses en el 50% de los casos, un 75% pasados 6 meses y alrededor del 90% pasado 1 año.

Para aumentar la posibilidad de un embarazo las parejas deben mantener relaciones sexuales con frecuencia durante los 6 días (especialmente los 3 días) anteriores a la ovulación, que es cuando los ovarios liberan un óvulo, que queda disponible para ser fecundado. La ovulación suele ocurrir en la mitad del ciclo menstrual, que tiene lugar aproximadamente 14 días antes del primer día del siguiente periodo.

Se estima que hasta una de cada cinco parejas no puede concebir en un año y, por tanto, se consideran estériles. No obstante, de las parejas que no han concebido tras un año intentándolo, más de un 60% lo consiguen finalmente, con o sin tratamiento.

Causas de esterilidad 

La causa de la esterilidad puede deberse a problemas del hombre, de la mujer o de ambos, donde pueden ubicarse las siguientes estadísticas acorde a cada uno:

  • Problemas relacionados con el esperma (en el 35% de las parejas o más)
  • Problemas con las trompas de falopio y anomalías en la pelvis (en cerca del 30%)
  • Problemas con la ovulación (en cerca del 20%)
  • Problemas con el moco cervical (en el 5% o menos)
  • Factores no identificados (en cerca del 10%)

Por otra parte, el consumo de una gran cantidad de cafeína (por ejemplo, más de 5 o 6 tazas de café al día), el consumo excesivo de tabaco y/o de alcohol, pueden afectar la fertilidad femenina y por lo tanto deben evitarse.

Diagnóstico

El diagnóstico de los problemas de esterilidad requiere una evaluación minuciosa. Por lo general, la evaluación se lleva a cabo después de al menos 1 año de tratar de lograr un embarazo. Sin embargo, se puede hacer antes si la mujer es mayor de 35 años, se presentan períodos menstruales con poca frecuencia (menos de nueve al año), la mujer sufre alguna anomalía del útero, las trompas de falopio o los ovarios y/o en caso de que los médicos han detectado o sospechen problemas con el esperma.

La edad tiene que ver con la esterilidad, especialmente en las mujeres. A medida que aumenta la edad, es más difícil que una mujer quede embarazada, además de que aumenta el riesgo de complicaciones durante el embarazo. Después de los 35 años, las mujeres tienen un tiempo limitado para resolver los problemas de esterilidad antes de la menopausia.

Dependiendo de la causa sospechada se realizan pruebas que pueden incluir:

  • Análisis de sangre para medir las concentraciones de hormonas implicadas en la ovulación (como la hormona foliculoestimulante),en el caso de tener problemas relacionados con los óvulos.
  • Ecografías para determinar si se produce la ovulación y cuándo se produce, si se han detectado problemas relacionados con la ovulación.
  • Análisis del semen, en caso de trastornos espermáticos.

En cuanto al tratamiento, tiene como objetivo tratar la causa de la infertilidad (si es posible), incrementar la posibilidad de concepción y reducir el tiempo necesario para concebir. Sin embargo, la pareja puede someterse a un tratamiento aun cuando no se encuentre ninguna causa de esterilidad. En estos casos se puede tratar a la mujer con medicamentos, denominados fármacos para la fertilidad, que actúan como estimulantes de la maduración y la liberación de varios óvulos. Algunos de estos son el clomifeno, el letrozol y las gonadotropinas humanas. Estos medicamentos son más eficaces para las mujeres que sufren problemas relacionados con la ovulación. Sin embargo, los medicamentos para la fertilidad aumentan las posibilidades de tener más de un bebé, así como las técnicas de reproducción asistida. 

En cuanto a dichas técnicas podemos contar con las siguientes opciones:

  • Inseminación intrauterina: que solo selecciona los espermatozoides más activos, que se colocan después directamente en el útero.
  • Fertilización in vitro (FIV): que consiste en estimular los ovarios, recuperar los óvulos maduros, fertilizarlos con esperma en placas de cultivo (in vitro), conseguir el desarrollo de los embriones en el medio de cultivo e implantar finalmente uno o más embriones en el útero de la mujer.
Artículo anteriorPareja sin hijos, una nueva forma de familia
Artículo siguienteEstrategias para mejorar tu imagen personal
Somos una empresa que implementa el Programa de Asistencia a Empleados más completo en México y LATAM con el objetivo de brindar bienestar a las empresas, los empleados y sus familias a través de nuestras herramientas de salud laboral.
0 0 votos
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios