Fragilidad silenciosa

0
1044
Osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad silenciosa que afecta a millones de personas en todo el mundo, la mayoría son mujeres mayores a 50 años y hombres con más de 70 años. En este artículo revisaremos aspectos clave de la osteoporosis, desde su causa y diagnóstico, hasta las estrategias de prevención y tratamiento.

La principal característica de esta afección, es que debilita los huesos, haciéndolos más frágiles y propensos a fracturas. A menudo, se desarrolla sin síntomas evidentes hasta que ocurre una fractura, convirtiéndose en una preocupación significativa para la salud pública, por las complicaciones que pueden desarrollarse para quienes la padecen.

Antes de explorar la osteoporosis, es importante comprender la estructura ósea. El esqueleto es un tejido vivo en constante cambio. Los huesos están compuestos principalmente de colágeno y minerales como el calcio; dicha combinación proporciona resistencia a los huesos. Día a día, los huesos experimentan un proceso llamado remodelación, en el que se eliminan las áreas viejas o dañadas y se reemplazan con tejido óseo nuevo. Al haber una alteración en la remodelación, se produce esta enfermedad.

La osteoporosis, también llamada «enfermedad sigilosa», se caracteriza por no mostrar síntomas hasta que la pérdida de densidad ósea es tan significativa, que se producen fracturas. Su desarrollo se lleva a cabo a lo largo de décadas y es la afección más común del sistema óseo. En la actualidad, se ha convertido en un problema de salud pública a nivel global, con importantes implicaciones médicas, sociales y económicas. Afecta principalmente a las mujeres después de la menopausia, siendo la enfermedad metabólica ósea más común en este grupo demográfico.

Aunque no impacta directamente en la calidad de vida, esta enfermedad da lugar a complicaciones.

La disminución en la calidad de vida resultante de las fracturas osteoporóticas, que pueden persistir con el tiempo, lleva a un incremento en el riesgo de mortalidad durante los 10 años posteriores a una fractura de cadera y durante los 5 años posteriores a una fractura vertebral. Por esta razón, esta afección se considera un problema de salud que está emergiendo.

Dentro de las causas que pueden contribuir a esta afección se encuentran:

  • Edad: a medida que envejecemos, nuestros huesos tienden a volverse más delgados y menos densos. Además, la condición de riesgo más importante de la osteoporosis es la menopausia.
  • Deficiencia de Calcio y Vitamina D: Una ingesta disminuida de Calcio y Vitamina D puede debilitar los huesos.
  • Estilo de vida: Factores como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, el sedentarismo y una dieta con deficiencia en nutrientes pueden aumentar el riesgo.
  • Enfermedades médicas: Flgunas enfermedades, como la artritis reumatoide o las afecciones de la glándula tiroides, pueden afectar la densidad ósea.

La osteoporosis es a menudo diagnosticada mediante una densitometría ósea, una prueba que mide la densidad mineral ósea en áreas específicas, como la columna vertebral y las caderas. Un resultado bajo en esta prueba indica un mayor riesgo de fractura.

Para tener una adecuada prevención y tratamiento de la osteoporosis, es importancia mencionar que todas las acciones se centran en fortalecer los huesos y reducir el riesgo de fracturas como las siguientes:

  • Dieta saludable: consumir suficiente Calcio y Vitamina D a través de alimentos o suplementos es esencial.
  • Ejercicio regular: el ejercicio de resistencia y el entrenamiento con peso ayudan a fortalecer los huesos.
  • Evitar factores de riesgo: dejar de fumar, moderar el consumo de alcohol y mantener un peso saludable son cruciales.
  • Medicamentos: en algunos casos, los médicos pueden recetar medicamentos o suplementos para aumentar la densidad ósea.
  • Prevención de caídas: reducir el riesgo de caídas mediante la eliminación de obstáculos y el uso de dispositivos de ayuda puede prevenir fracturas.

La osteoporosis es una afección médica que afecta a millones de personas en todo el mundo. A medida que la población envejece, se requiere crear conciencia sobre ella y tomar medidas preventivas. La detección temprana y el manejo oportuno pueden ayudar a reducir el riesgo de fracturas y mejorar la calidad de vida de quienes viven con osteoporosis.

Si has identificado que tienes factores de riesgo o estás preocupado por tu salud ósea, consulta a un médico para una evaluación y orientación detallada sobre cómo mantener tus huesos fuertes y saludables.

Artículo anteriorPsicólogo o psiquiatra ¿a quién acudir?
Artículo siguienteEmociones y cambios hormonales, su conexión
0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios