Trastornos de la conducta alimentaria, un riesgo para la salud

0
486
Trastornos de alimentación

La belleza ha sido conceptualizada de muchas formas, a lo largo del tiempo, hasta volverse un ideal para la mayoría de las personas, creando estereotipos que han ido evolucionando a lo largo de la historia y donde la extrema delgadez ha sido relacionada con la belleza, favoreciendo, de esta manera, la aparición de los trastornos de la conducta alimentaria.  

Durante muchos años, hemos sido testigos de la influencia que tienen los medios de comunicación, la publicidad y más recientemente las redes sociales y el internet, en la creación de los estereotipos de belleza, para hombres y mujeres, estableciendo como ideales de belleza cuerpos extremadamente delgados o con voluptuosidad que se alejan de la realidad, ya que estos estereotipos han sido globalizados imponiendo un tipo de cuerpo que no toma en cuenta las características físicas propias de cada población o país.

Los estereotipos de belleza pueden transmitirse entre amigos o familiares, creando una inseguridad en la persona con relación a su aspecto físico. En este sentido, la percepción personal, sobre el cuerpo, juega un papel muy importante, ya que se relaciona con la insatisfacción corporal, que puede conducir al desarrollo de un trastorno de la conducta alimentaria (TCA).

Existen diferentes tipos de TCA, uno de los más conocidos es la anorexia nerviosa, en el cual existe una pérdida excesiva de peso, causada por una disminución drástica en el consumo de alimentos y la práctica de conductas compensatorias; su prevalencia es mayor en adolescentes y jóvenes quienes se encuentran aún en periodo de crecimiento y desarrollo, y cuyas necesidades energéticas y nutrimentales están aumentadas, por tanto, la presencia de un TCA durante esta etapa de la vida representa un gran riesgo para la salud.

Los síntomas más característicos de la anorexia nerviosa son:

  • Pérdida excesiva de peso
  • Miedo a ganar peso, aun cuando se presente una disminución drástica
  • Intolerancia al frío
  • Crecimiento de bello corporal
  • Ausencia del periodo menstrual en mujeres
  • Pérdida de cabello
  • Uñas quebradizas
  • Cansancio y debilidad

Algunas complicaciones relacionadas con la presencia de anorexia nerviosa incluyen un ritmo cardiaco anormal, insuficiencia cardiaca, desnutrición, anemia, lesiones bucales, pérdida de masa muscular, problemas gastrointestinales y problemas renales, que en estadios avanzados pueden conducir a la muerte.

Los TCA están relacionados con la insatisfacción corporal, y su desarrollo esta influenciado, en gran medida, por los medios de comunicación, la publicidad y las redes sociales, que a menudo presentan modelos con cuerpos muy delgados o atléticos que refuerzan los estereotipos de belleza y representan un riesgo para presentar una alteración en la conducta alimentaria, con el objetivo de lograr llegar al cuerpo ideal.

Es fundamental la creación de buenos hábitos de alimentación y la creación de una buena relación con la comida, con el acompañamiento de una orientación emocional, que contribuya a mantener un estado de nutrición adecuado, olvidando la falsa idea de que la belleza es sinónimo de extrema delgadez.

Disfrutar nuestros tiempos de comida, dar variedad a nuestra alimentación, incluir la mayor cantidad de alimentos naturales, evitar el consumo de azucares y grasas saturadas, serán la clave para mantenernos en un peso adecuado, tener una buena nutrición y un adecuado estado de salud en general.

Artículo anteriorValoración rutinaria del pie en diabético
Artículo siguiente¿Cómo cuidar tu dinero en estas fechas?
Con el fin de apoyar a las empresas a promover la continuidad del negocio durante la presente contingencia (COVID-19), Orienta PAE ha generado acciones para comunicar a través de diferentes contenidos información de valor para usuarios y clientes del programa PAE.
0 0 votos
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios