Hábitos saludables en personas que viven con diabetes

0
149
Alimentación diabetes

En los últimos años México ha experimentado un incremento en el número de personas que viven con Diabetes, lo que representa un problema de salud pública. Esta enfermedad está asociada a la obesidad y a varios factores dietéticos y de actividad física; por tanto, tener un control en la alimentación es una de las mejores estrategias para prevenir su aparición.

De acuerdo con datos de la encuesta nacional de salud y nutrición 2018 (ENSANUT), en México 8.6 millones de personas viven con diabetes, lo que se traduce en 10.3% de la población, siendo mayor la prevalencia en hombres.

Muchas personas comienzan a vivir con diabetes mucho antes de obtener un diagnóstico y por tanto no realizan cambios en su alimentación y hábitos o estilo de vida, lo que puede implicar un riesgo para su salud. La diabetes es una enfermedad crónica que tiene diversas causas entre ellas hereditarias, inmunológicas, ambientales y dietéticas, siendo estas últimas los factores de riesgo modificables más relevantes. 

La alimentación es uno de los factores más importantes en el desarrollo y tratamiento de esta enfermedad, una dieta saludable ayuda a mantener los niveles de glucosa en sangre en valores estables, lo que es necesario para prevenir complicaciones asociadas a la diabetes.

Cuando ya existe un diagnóstico de diabetes es importante que exista una modificación en la alimentación, aunque de forma general se busca llevar una dieta equilibrada y saludable, el plan de alimentación debe ser personalizado y acorde a las necesidades individuales de cada persona. 

Dentro de las recomendaciones dietéticas es necesario consumir alimentos con bajo índice glucémico, el cual se define como la capacidad del alimento de elevar los niveles de glucosa en sangre. Algunos alimentos con alto índice glucémico como el pan blanco, pan dulce, productos de pastelería, refresco, miel, mermelada, cajeta, etc. deberían ser evitados en personas que viven con diabetes, ya que podrían favorecer el aumento en los niveles de glucosa en sangre.  

Llevar una dieta saludable, equilibrada y basada en alimentos de bajo índice glucémico, consumir frutas, verduras frescas, cereales integrales y alimentos de origen animal bajos en grasa, es la mejor forma de controlar la diabetes, ya que a través del consumo adecuado de alimentos se logra una ingesta correcta de nutrimentos. 

Combatir el sobrepeso y la obesidad pueden disminuir el riesgo de presentar complicaciones derivadas de la enfermedad, para lo cual los hábitos de alimentación, hidratación y actividad física juegan un papel esencial. 

Realizar actividad física la menos 5 veces a la semana durante 30 minutos puede favorecer el peso y mantener adecuados los niveles de glucosa en sangre, en personas que viven con diabetes debe existir un monitoreo constante de los niveles de glucosa siempre que se realiza actividad física, para evitar que los niveles disminuyan al punto de generar hipoglucemia. Si no estás habituado a realizar ejercicio puedes comenzar caminando a un ritmo constante y aumentar la intensidad y frecuencia conforme aumente la condición física.

La hidratación también es necesaria para controlar los niveles de glucosa en sangre, evitar el consumo de bebidas azucaradas y aumentar la ingesta de agua natural, traerá grandes beneficios para tu organismo. 

Se puede llevar una vida normal y una alimentación regular aun viviendo con diabetes, si tienes dudas de cómo lograrlo acércate con un profesional de la nutrición que pueda guiarte en el proceso.  

Artículo anteriorImpacto emocional del diagnóstico de diabetes
Artículo siguiente¿Cómo apoyar a alguien con depresión?
Somos una empresa que implementa el Programa de Asistencia a Empleados más completo en México y LATAM con el objetivo de brindar bienestar a las empresas, los empleados y sus familias a través de nuestras herramientas de salud laboral.
0 0 votos
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios