Impacto emocional del diagnóstico de diabetes

0
67

La diabetes, como otras enfermedades crónicas degenerativas cambian nuestro estilo de vida, nos llevan inicialmente a un proceso de aceptación de la presencia de la enfermedad en nuestro cuerpo. En este artículo puedes leer los diferentes momentos por los que puede transitar una persona para reconocer su enfermedad y encontrar los hábitos que le ayudarán a sobrellevarla. 

Quizá empezaste a tener síntomas con una sed insaciable, vueltas recurrentes al baño, sensación de cansancio, sueño, pérdida de peso, etc. cuando esto ocurre, quizá te consume el temor de haber heredado la diabetes de alguno de tus familiares. Finalmente, después de algunos estudios te confirman que tienes diabetes. Quizá tenías resistencia a la insulina y estuviste mucho tiempo tomando medicamentos para controlarla, pero finalmente llega un momento donde te dicen que desarrollaste diabetes. En cualquier caso y etapa de vida, es importante que consideres que emocionalmente estarás atravesando por un duelo, y que tendrás que vivir un proceso de adaptación a tu nueva realidad con la enfermedad. Aquí te explico algunos de los momentos por los que atravesamos, así como estrategias para mejorar tu capacidad para afrontarlos:

  1. Negación. Cuando el diagnóstico es reciente, puede ser que te cueste trabajo aceptar que tienes diabetes. De manera inconsciente estarás negando la enfermedad cuando no te apegues al tratamiento, cuando piensas que es una tontería el diagnóstico. Intentas seguir con tus hábitos de alimentación y ejercicio “normales” pero no te sientes bien. Si pasas por momentos de negación mantén la calma, negarlo es natural, pero apégate al tratamiento. A veces los medicamentos causan reacciones secundarias al inicio del de su consumo y quizá devaluas su utilidad, pero es importante ubicar que si no te apegues puedes poner en riesgo tu integridad. Te ayudará informarte con un profesional sobre las dudas que tienes para ir despejándolas y apropiándose del control de la enfermedad. La diabetes no se cura pero se puede controlar.
  2. Negociación. Los momentos de negociación los podrás localizar porque intentas repetir el análisis pensando que puede ser un error del laboratorio. Haces una promesa a Dios o intentas alguna solución con medicina alternativa. Te pones a hacer ejercicio, bajar de peso y mejorar tu forma de vida con la idea de que eso te regrese tu salud. Estas medidas pueden apoyarte un poco, pero no cambiarán la presencia de la enfermedad.
  3. Tristeza. Aún cuando no haya sido tu prioridad estar saludable, te pegará saber acerca de la diabetes en tu vida y es probable que en tu mente anide la desesperanza acerca de una vida placentera. La tristeza te apoya bajándote la energía para que puedas analizar la calidad de tus acciones y te empuje a mejorarlas. Ten paciencia con tu tristeza, entrégate a las reflexiones y aprende de esta experiencia. También te impulsará a buscar nuevas formas de autocuidado. Acércate a tu médico y elige información profesional. Recuerda que la tristeza será temporal, no has cambiado tu personalidad para siempre, pronto encontrarás una forma de vida que te resultará agradable.
  4. Consulta con profesionales. Lo he mencionado varias veces, pero es necesario que lo consideres. En el mercado existen muchas opciones médicas, de cuidados de la piel, de la alimentación, etc., las cuales prometen resultados mágicos. Ten cuidado y recuerda que los médicos deben tener su título profesional para poder apoyarte. En algunos casos será necesario acudir al médico especialista, esto dependerá de la valoración médica inicial. Pon atención a tu médico acerca del seguimiento y apégate a las medidas de autocuidado que te asigne.
  5. Aceptación de la enfermedad. Siempre hay un momento en donde nos adaptamos. Los seres humanos tenemos esta capacidad de aprender a vivir con lo que la vida nos reta. No sucede en un día, pero se puede vivir feliz con diabetes.

Sin duda hay muchos caminos diferentes de acuerdo a nuestras características individuales, así que no te quedes solamente con estas referencias sobre el impacto emocional de la diabetes, acude con un médico presencial y recuerda que el apoyo emocional también es importante.

Artículo anteriorCalidad de sueño
Artículo siguienteHábitos saludables en personas que viven con diabetes
Somos una empresa que implementa el Programa de Asistencia a Empleados más completo en México y LATAM con el objetivo de brindar bienestar a las empresas, los empleados y sus familias a través de nuestras herramientas de salud laboral.
0 0 votos
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios