¿Dietantes crónicos?

0
899
Dietantes Crónicos
Dietantes Crónicos

Al buscar perder peso, una de las prácticas más recurrentes es la restricción de alimentos, lo que coloquialmente se conoce como “hacer dieta”; práctica que se ha incrementado a lo largo de los últimos años y al llevarse a cabo por largos períodos, da lugar a los dietantes crónicos.

La palabra dieta, de acuerdo con la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) se refiere al total de alimentos y bebidas que se consumen por un individuo, es decir, la alimentación diaria. Sin embargo, a través de los años este término ha sido utilizado para hacer referencia a un plan de alimentación restrictivo, usualmente enfocado a la pérdida de peso o grasa corporal.

En este sentido, durante muchos años se ha propuesto que las dietas son la solución a los problemas de sobrepeso y obesidad en la población mundial, sin embargo ¿por qué sigue tan alta la presencia de estos padecimientos en diversos países? Revisemos algunos aspectos.

Sea por cuestión de apariencia o estética, para mantener la salud o por algún otro motivo, se ha observado que una gran cantidad de personas pasan largos periodos en una restricción alimentaria, pretendiendo lograr una pérdida de peso corporal; dicho comportamiento en muchas ocasiones acompañado de temor a subir de peso.

Es así, que a las personas que limitan de manera continua y prolongada su consumo de alimentos, desde la perspectiva de los nutricionistas, se les conoce como “dietantes crónicos” y aunque esta restricción crónica de alimentos no es como tal un trastorno de la conducta alimentaria (TCA), si representa un factor de riesgo para el desarrollo de estos, especialmente si hay una preocupación constante por la imagen corporal.

La investigación actual posiciona a la restricción alimentaria como un factor para el desarrollo de la obesidad, lo cual pudiera sonar contradictorio, sin embargo, el estrés generado por la limitación constante se convierte en estrés crónico que ocasiona una ganancia progresiva de grasa y peso. Esto ocurre en gran parte, debido a la sensación de incertidumbre que ocasionan las “dietas” y la modulación de la misma a través de los alimentos, resultando en episodios de restricción y sobre-alimentación, en un ciclo constante y repetitivo que a largo plazo suma a la ingesta excesiva de energía que se almacena como grasa corporal.

Adicional a ello, hay otras conductas que añaden estrés, como es la toma de peso constante. Al llevar un registro o control de peso, subirse a la báscula repetitivamente sin ver cambios significativos puede generar diversas emociones y reacciones como el estrés, lo cual a su vez impacta en los niveles de cortisol en el cuerpo, la hormona conocida como “hormona del estrés”.

Se ha identificado que el exceso de cortisol está asociado a mayores niveles de grasa visceral, inflamación y otros desequilibrios que impiden la regulación de hambre y saciedad; además de dificultar la pérdida de peso y ganancia de masa muscular. Por si fuera poco, niveles altos de esta hormona también puede interferir en la utilización de insulina, causando resistencia e impidiendo la utilización de reservas de grasa corporal, por lo tanto, se dificulta bajar de peso. 

Pensar en “hacer dieta” podría generar estrés y un desequilibrio en la alimentación, ya que además de los puntos expuestos, puede interferir en las señales corporales de hambre y saciedad, dificultando la autorregulación e interviniendo en las elecciones alimentarias, teniendo más costos que beneficios en algunas personas. Por ello es importante tomar en cuenta todas las variables que impactan en el peso corporal de cada individuo.

Entonces, observando el alcance que pueden tener las dietas en los niveles de estrés, se puede optar por llevar un estilo de vida saludable, que incluya actividad física regular y una alimentación equilibrada, recordando que la cantidad y frecuencia de alimentos es determinante en la composición corporal (peso y grasa).

Si te identificas como un dietante crónico, puedes pedir apoyo de los profesionales de la salud para comenzar a cambiar tus hábitos de alimentación de manera paulatina, sin caer en restricciones extremas. Orienta es tu aliado.

Artículo anteriorCómo superar el síndrome de abstinencia
Artículo siguiente¿Por qué ser una organización incluyente y diversa?
ORIENTA PAE
Somos una empresa que implementa el Programa de Asistencia a Empleados más completo en México y LATAM con el objetivo de brindar bienestar a las empresas, los empleados y sus familias a través de nuestras herramientas de salud laboral.
0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios