¿Qué es la rosácea?

0
123
Rosácea

Por lo general, la rosácea afecta a personas de entre 30 y 50 años de edad. Siendo más frecuente en las personas con piel clara, pero también afecta, y probablemente se reconoce menos, a los de piel más oscura. Aunque es fácil reconocer, debe distinguirse del acné y de otros trastornos cutáneos con los que guarda mucho parecido. En este artículo generamos una breve revisión sobre la rosácea.

La rosácea es un trastorno cutáneo persistente que causa enrojecimiento, pequeños granos y vasos sanguíneos perceptibles, generalmente en la zona central de la cara. Es bastante frecuente y resulta ser uno de los diagnósticos diferenciales más importantes para las dermatitis atópicas, acné y otros trastornos de la piel.

Su tratamiento abarca más que únicamente la prescripción de algún medicamento, ya que incluso requiere cambios de hábitos.

Factores desencadenantes o agravantes 

Aunque la causa de la rosácea es desconocida, algunas personas pueden ser propensas a desarrollar este trastorno. Se ha identificado que las comidas picantes, el alcohol o las bebidas calientes pueden desencadenar brotes. Algunos otros desencadenantes pueden ser la luz solar, las cremas solares, el estrés emocional, el clima frío o muy cálido, el ejercicio, el viento, los cosméticos y los baños calientes.

También, algunos fármacos, como la amiodarona, los corticosteroides (dexametasona e hidrocortisona por ejemplo) que se aplican en la piel o se inhalan por la nariz, y las dosis elevadas de vitaminas B6 y B12, pueden empeorar la rosácea.

Fases de la enfermedad

La rosácea afecta únicamente al rostro y cuero cabelludo y consta de cuatro fases:

  1. Fase pre-rosácea: la piel de las mejillas y la nariz se ruboriza durante periodos de tiempo mayores de lo normal y en ocasiones puede llegar a picar.
  2. Fase vascular: la piel tiene un aspecto rojo e inflamado, con pequeños vasos sanguíneos visibles justo debajo de la superficie (denominados telangiectasias).
  3. Fase inflamatoria: a menudo aparecen granos pequeños, a veces con algo de pus (denominados pústulas).
  4. Fase tardía: en algunas personas, en ocasiones la piel alrededor de la nariz se vuelve gruesa y aparece roja y bulbosa (rinofima).

El diagnóstico de la rosácea se realiza por el aspecto típico de la erupción. No existen pruebas específicas. La edad cuando aparecen los primeros síntomas y la falta de puntos negros y blancos ayudan a distinguir la rosácea del acné.

El primer tratamiento de la rosácea es evitar los factores desencadenantes y posterior a ello, existen múltiples tratamientos que van desde tópicos a tratamientos por vía oral, incluyendo, en casos necesarios, otros como: láser, dermoabrasión y/o extirpación del exceso de tejido en casos avanzados. El tratamiento dependerá de las manifestaciones clínicas que presente el paciente y de su respuesta a los diversos tratamientos.

El tratamiento médico está dirigido a controlar los síntomas, ya que hasta ahora no hay una cura definitiva para este trastorno.

Artículo anteriorLa importancia de la alimentación en la imagen personal
Artículo siguienteRiesgos emocionales de las dietas mágicas
Somos una empresa que implementa el Programa de Asistencia a Empleados más completo en México y LATAM con el objetivo de brindar bienestar a las empresas, los empleados y sus familias a través de nuestras herramientas de salud laboral.
0 0 votos
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios