Riesgos emocionales de las dietas mágicas

0
94
Dietas mágicas
Riesgos emocionales por dietas mágicas

Bajar de peso en ocasiones puede representar un reto para mejorar la calidad de vida. Al ser una situación muy demandada por la estética y la salud, la mercadotecnia está a la orden ofreciendo productos y servicios que no son siempre una opción saludable; es aquí donde aparecen las dietas mágicas, que son soluciones que prometen una pérdida de peso sencilla. En este texto reflexionamos en torno a las consecuencias emocionales que representa someterse a planes exigentes de dieta y ejercicio. 

Cuando piensas en dietas y en lo malo que un plan de alimentación mal ajustado puede causar, piensas seguramente en que perderás músculo, que puedes desarrollar flacidez, que te verás demacrado en vez de mejor, etc. Por supuesto que la idea de un plan mágico también te remite a una pérdida de peso rápida, y te visualizas entrando en el pantalón que te gusta y siendo más ágil y capaz físicamente.

Pero la reflexión a la que quiero invitarte, es al impacto emocional que deja una dieta “mágica”. A continuación te enumero las consecuencias más comunes de elegir un plan de adelgazamiento no adaptado a tus características:

  1. Dificultad para pensar, crear y poner atención. Sin duda la falta de glucosa no es únicamente una cuestión metabólica, no se trata sólo del esfuerzo de tu organismo para sacar energía de tus reservas de grasa cuando pasas hambre, sino de un proceso que terminará por dejarte sin lo elemental para los procesos cognitivos. Te costará, por supuesto, concentrarte, ya que además de no tener los nutrimentos, tu mente estará intentando crear estrategias para resolver la emergencia y te llevará a pensar en comida; a eso, agrega que estarás enojado por tu supuesta falta de autogobierno y terminarás en diálogos soeces con tu propia persona. 
  2. Autoestima cada día más pequeña. Las dietas de moda tienen la característica de prometer un objetivo fácil, a través de argumentos que se presumen científicos, que garantizan que los metabolismos más resistentes serán capaces de perder el peso que te sobra. Sin embargo, así como estos planes son atractivos, son también imposibles. Colocarás la responsabilidad del fracaso en tu persona, terminarás sintiendo que es imposible y disminuyes tu potencial, sostendrás que eres un fiasco cuando se trata de hacer dieta y ejercicio.
  3. Desmotivación. Si, ya sé que mientras leías los dos puntos anteriores estabas captando entre líneas que eso sería desmotivante, por supuesto, no se trata de que tengas un alma programada para perder, sino que en verdad no será una buena idea. La dieta mágica taladrará tu motivación porque no funcionará a largo plazo. Sabemos que para que la motivación se mantenga, el avance debe ser medido y sostenible. La mayoría de los planes de alimentación de moda sugieren un esfuerzo imposible que terminará por dejarte con la idea de que es mejor regresar a los viejos hábitos del consumo de comida chatarra y el sedentarismo.
  4. Deconstrucción de la imagen personal. En algunos casos, las dietas de moda producen una pérdida de peso, agua y masa magra que te lleva a un cambio drástico de imagen. Aunque parece que todo va bien, después empezarás a observar que no te ves exactamente como querías, que tu cuerpo ha cambiado y que es extraño verte de esta manera. A veces, incluso te sentirás diferente en relación a los espacios físicos, tendrás experiencias nuevas a nivel sensorial cuando abrazas, cuando corres, cuando existes. Tendrás que vivir una adaptación a tu imagen personal, la cual no es un camino sin baches, es probable que requieras de tiempo para acostumbrarte a las nuevas características de tu cuerpo por muy buenas que sean. Esto ocurre también cuando haces dietas adecuadas y tu cuerpo empieza a cambiar.
  5. Impacto en tus interacciones sociales. Igual que en el punto anterior, esto ocurre cuando las dietas y el ejercicio te hacen experimentar cambios en tu aspecto físico, con una dieta “mágica” o con una adecuada y aprobada por un experto en nutrición. Por supuesto que te ves diferente y recibirás una interacción distinta con las personas. No quiere decir que sea mejor o peor, pero cambiará, eso te llevará a crear estrategias para los vínculos cambiantes. Puede ser que estes mejor y este punto te resulte una aventura agradable.

Te invito a que si enfrentas situaciones de cambio, consideres que necesitas un tiempo para adaptarte. Las dietas y la activación física constituyen cambios que requieren un proceso, se trata de diferentes etapas en las que irás cambiando. Intenta ser paciente si quieres resultados permanentes y por favor consulta con los profesionales de la salud antes y durante un plan de pérdida de peso.

Artículo anterior¿Qué es la rosácea?
Artículo siguientePresupuesto para una comida balanceada
Somos una empresa que implementa el Programa de Asistencia a Empleados más completo en México y LATAM con el objetivo de brindar bienestar a las empresas, los empleados y sus familias a través de nuestras herramientas de salud laboral.
0 0 votos
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios