La importancia del juego en la infancia

0
291
Juego

La infancia abarca desde la edad preescolar hasta la pubertad, cada niño tiene un desarrollo diferente, pero podemos ubicarla aproximadamente entre los 3 y los 11 años.  Los adultos a cargo pueden preguntarse con frecuencia qué importancia tiene jugar y cómo pueden promover un juego que potencialice el bienestar de sus niños. Hoy te comparto algunos puntos de por qué es importante el juego en la infancia y cómo promoverlo.

Parece una tarea simple para un niño ponerse a jugar, incluso llegamos a pensar que no está      haciendo “nada”, quizá incluso que está perdiendo el tiempo, pero qué importancia tiene el juego en los niños, vamos a ver:

  1. Estructurar la experiencia: Significa que van a repasar sus recuerdos, que van a poner en marcha lo que aprendieron, y cómo es posible que en la interacción con otros niños las cosas no salgan bien, también aprenderán de esa experiencia.
  2. Resolver pendientes. Aquello que no entienden, que no pueden resolver en la vida real, lo resuelven en el juego de manera simbólica. Por ejemplo, si un niño siente que su mamá está distante debido a que se ha aislado por una infección por covid, en el juego se acerca a su mamá, le dice lo que siente, etc.
  3. Aprenden a relacionarse: Ponen en juego todo lo que aprenden de la interacción con otras personas, incluyendo los adultos, repasan las reglas sociales en los simulacros de conversación y aprenden al ponerlos en juego. 
  4. Se conocen a sí mismos/as. A través del juego se ponen en marcha todas las ocurrencias y empiezan a ubicar que hay algunas que no les agradan, así pueden autoconocerse.
  5. Forman su personalidad: Mediante el juego los niños imitan conductas adultas, experimentan emociones, incorporan estilos de contacto interpersonal, aprenden perspectivas de vida, etc.

Para que el juego cumpla estas importantes funciones puedes promover el juego no estructurado, esto significa que dejes volar su imaginación. Para ello puedes elegir los materiales adecuados y dejarlos a su alcance. Además, que también les permitas estar sin hacer nada, sin televisión, videojuegos ni actividades con instrucciones. A esto le llamamos juego libre. 

Los materiales que necesitas dejar a su alcance son:

  1. Figuras humanas de preferencia sin una identidad, los más económicos suelen ser los mejores. Si no son personajes de una película es mucho mejor.
  2. Juguetes de artículos de casa cotidianos.
  3. Tijeras, hilo, agujas de plástico, retazos de tela. 
  4. Trozos de madera.
  5. Figuras plásticas de animales.
  6. Figuras de plástico de medios de transporte.
  7. Pelotas.
  8. Palitos, pegamento.

Cuando estén sin nada que hacer ponles al alcance estos materiales y diles que hagan lo que quieran. Al principio es probable que no entiendan lo que está pasando, porque probablemente están acostumbrados a tener un guía, una autoridad, instrucciones, etc.

También contempla espacios en donde tengan contacto con la naturaleza, los materiales en esta modalidad de juego no estructurado pueden ser los propios elementos de ella, como las piedras, palitos, las plantas, etc.

Por supuesto que cualquier juguete o espacio puede ser suficiente para que un niño juegue, entre menos elementos electrónicos tenga, más oportunidades tendrá de desarrollar dicho juego. Es importante darles estos espacios de ocio para que puedan jugar libremente. Es natural que hagan ruido y desorden, por eso tenemos que darles las reglas de que dejen todo como estaba guardado y limpio. 

Hay otra modalidad de juego, que le decimos estructurado, en este tipo de juegos los niños aprenden reglas, reconocen y manejan la frustración, aprenden a esperar, etc. Los juegos que promueven estos retos para la infancia son:

  1. Juegos de mesa (damas chinas, ajedrez, serpientes y escaleras, lotería, rompecabezas, etc.). Puedes tener un par de ellos, no colecciones demasiados. Es mejor elegir dos y jugar con ellos.
  2. Deportes de grupo: como fútbol, basquetbol, voleibol, etc.
  3. Videojuegos. Cuidado, no les permitas usarlos demasiado tiempo. Los videojuegos no permiten la interacción social, limitan el movimiento evitando el desarrollo motor de los niños.

Sin duda cada niño es diferente, si necesitas apoyo personalizado puedes comunicarte con nosotros por teléfono. 

Artículo anteriorPreparándote económicamente para la llegada de un nuevo miembro de la familia
Artículo siguiente¿Sabes qué es el Paludismo?
Con el fin de apoyar a las empresas a promover la continuidad del negocio durante la presente contingencia (COVID-19), Orienta PAE ha generado acciones para comunicar a través de diferentes contenidos información de valor para usuarios y clientes del programa PAE.
0 0 votos
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios