¿Cómo afectan los estereotipos de género en el trabajo?

0
398
Equidad de género

Los estereotipos de género, en el trabajo, son las ideas que tenemos acerca del comportamiento que “debería” tener una persona en el trabajo por el hecho de ser un “hombre” o una “mujer”. La invitación es a reflexionar sobre estas creencias para derribarlas, porque podría ser que estén frenando el potencial propio o del equipo.

Vamos a analizar las falacias más comunes:

Las actividades de apoyo. Cuando les piden a las mujeres realizar tareas como servir el café, hacer anotaciones durante la junta, etc.; cualquier otra persona podría hacer estas tareas de forma exitosa. Podrías romper los estereotipos si te unes a las tareas siendo varón, o, si permites que los hombres cooperen, si eres una mujer. Identificar las cualidades de tu equipo, más allá de su género, te puede dar la oportunidad de aprovechar mejor su participación. Atrás de cada persona puede haber un gran potencial para organizarse, capacidad de análisis, creatividad, etc.; date la oportunidad de conocer a tu equipo.

Tus críticas al arreglo personal. Si bien es importante acudir aseado y presentable, no significa que debamos seguir patrones sexistas. Identifica si consideras que es malo que las mujeres se dejen las canas, pero te parece absolutamente natural en los varones. Es probable que necesitemos flexibilizarnos para aceptar como válidas las elecciones de las personas acerca de cómo arreglarse el cabello. El arreglo personal es cada vez más diverso, y el potencial de una persona va más allá de cómo elige vestir o llevar su cabello. Es muy común sobreestimar o minimizar el desempeño de una persona por su aspecto; lo cierto es que muchos de nuestros referentes acerca de una “buena presentación” están influenciados por creencias asumidas como verdades, tales como el racismo, el desprecio por lo natural, la exigencia de la extrema delgadez, etc. Reflexiona, por ejemplo, por qué la mayoría de las mujeres que quieren lucir pulcras, en nuestro país, llevan el cabello planchado, cuando el frizz es algo totalmente natural y el 80% de las mujeres lo tienen ondulado (ni chino, ni lacio). Haz contacto con la necesidad de valorar la juventud como sinónimo de energía y motivación. Lo cierto es que las personas maduras también están motivadas y cumplen adecuadamente con su trabajo.

Acerca del proyecto de vida de las personas. Asociamos el matrimonio, en el caso de las mujeres, al rol de madres o cuidado del hogar y que, por ello, deberán dejar su puesto o proyectos, si no se catalogan como irresponsables. En el caso de los hombres, asociamos el matrimonio con la estabilidad, en donde serán más tranquilos y responsables. Cada persona tiene una idea particular y es importante darnos la oportunidad a conocerle. Es parte de los liderazgos tener un contacto personalizado que favorezca el sentido de reconocimiento como individuos y pertenencia a una organización. Abrirse a la posibilidad de conocernos y reconocernos, garantiza que integremos a las personas adecuadas a nuestros equipos de trabajo. Recordemos que la diversidad asegura el cumplimiento de los objetivos porque se enriquecen las perspectivas y aportaciones.

Sabemos que éste es un tema complejo que genera polémica, porque las creencias tienen la particularidad de cerrar la visión; somos capaces de asegurar algo como cierto porque toda nuestra vida ha parecido un “conocimiento”, y cada experiencia parece reforzar las creencias. Si deseas abrir el tema con un profesional, en psicología, podrás autoconocerte en este aspecto y también apoyar a las personas que son importantes para ti.

Artículo anteriorDerecho de las mujeres a una vida libre de violencia
Artículo siguienteObesidad: Claves para lograr un peso saludable
Somos una empresa que implementa el Programa de Asistencia a Empleados más completo en México y LATAM con el objetivo de brindar bienestar a las empresas, los empleados y sus familias a través de nuestras herramientas de salud laboral.
0 0 votos
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios