Año nuevo, con estrategias nuevas.

0
309
Ahorro

Empezamos el año y, como todo nuevo ciclo, tenemos la oportunidad de analizar cómo actuamos el año pasado, donde estamos ahora y, hacia donde queremos movernos; con las finanzas ocurre exactamente lo mismo. Por eso es importante tomar unos minutos de nuestro tiempo y dedicarlo a conocer nuestra situación financiera.

A lo largo de tu vida, sea cual sea la etapa en que te encuentres, seguramente haces planes a futuro y surge la incógnita: ¿cómo lograrlo? Aunque no existe una receta, existen pasos que no puedes ignorar si deseas mejorar tus hábitos financieros.

La nueva realidad, esta que surge a partir de la pandemia, ha demostrado que a veces hace falta detenerse para dimensionar dónde estás parado, dónde quieres estar y, sobre todo, cómo vas a lograrlo.

Hablando específicamente de tu situación financiera, vale la pena que tomes algunos minutos de este día y, con papel y pluma a la mano, puedas enlistar aquellos aciertos financieros que tuviste durante el 2021 y los eventos que no quieres repetir porque pusieron en jaque tus finanzas personales.

Analiza detenidamente qué te llevó a tomar esas decisiones, tanto positivas como no tan acertadas; muchas veces las emociones influyen en la toma de decisiones, así como los eventos emergentes y sin planear. 

Por lo que, a partir de ahora, podrás generar tácticas más efectivas para el recién llegado 2022. Como queremos apoyarte, te acompañamos brindándote 5 estrategias:

  1. Haz presupuesto: Ya sea que hayas escuchado el término antes o sea la primera vez, el presupuesto es una herramienta que te permite tomar el control de tus gastos a través del conocimiento y la planeación. Básicamente se trata de enlistar los ingresos que tienes, estableciendo cantidad y frecuencia, así como los gastos que realizas en determinado periodo. El truco está en aprender a identificar los diferentes tipos de gastos para ir disminuyendo y/o eliminando los ocasionales u hormiga.
  2. Ahorra: Para ello puedes comenzar aplicando la regla 50-30-20. De tu ingreso (ya sea semanal, quincenal o mensual) destina el 50% para pagar los gastos indispensables, el 30% destínalo para tus gustos o gastos ocasionales y el 20% tiene que ir directamente para el ahorro. Estos porcentajes se pueden ajustar de manera personal, pero la idea es que puedas acomodarte con ellos y aumentes cada vez más el ahorro.
  3. Genera un fondo de ahorro para emergencias: Una de las estrategias que más te apoyará a resolver imprevistos sin desequilibrar tu economía es contar con un fondo de ahorro para emergencias. Este fondo debe contener, al menos 6 meses de tu ingreso. Si bien no es posible tener disponible esa cantidad de golpe, puedes comenzar a generar un plan para lograr juntarlo en un mediano plazo.
  4. Organiza tu dinero: Ya que tienes un presupuesto, será importante etiquetes tu dinero; puedes utilizar la aplicación de tu banco o, con el tradicional uso de sobres. Lo que se busca con esto es que tengas visible y ubicado tu dinero, para que evites tomar de otros lados.
  5. Recibe asesoría profesional: Por supuesto, comunicarte con los asesores en economía personal de Orienta, debe estar entre los planes, para que recibas atención personalizada que te apoye a resolver tus dudas y cumplir tus metas.
Artículo anteriorReplanteando objetivos familiares
Artículo siguienteNueva Normalidad en familia
Con el fin de apoyar a las empresas a promover la continuidad del negocio durante la presente contingencia (COVID-19), Orienta PAE ha generado acciones para comunicar a través de diferentes contenidos información de valor para usuarios y clientes del programa PAE.
0 0 votos
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios