Adaptación del hogar “Espacios recreativos para felinos”

0
156

Los gatos son animales maravillosos y para muchos las mascotas ideales. Sin embargo, alrededor de ellos existen varios mitos y creencias, por lo que su relación con las personas puede ser complicada. Tristemente, el desconocimiento de su convivencia ha propiciado su abandono o inclusive sean estigmatizados y rechazados como animales de compañía.

La creencia popular, usualmente apunta a que los gatos son animales antisociales que no pueden vivir en un sólo lugar y que no requieren un cuidado más específico, que el proporcionar alimentación. Una realidad que se debe aceptar es que, cada especie tiene una conducta natural, la cual es importante respetar para que la mascota tenga un desarrollo pleno. Hay una enorme diferencia entre que las conductas naturales de los que consideramos inapropiadas de los animales de compañía y las conductas problema, aunque las dos generen por igual malestar en los miembros familiares. Un ejemplo de esto es cuando los felinos tienden a rascar los muebles, lo cual es una conducta natural, y otra es que la mascota marque con su orina lugares inapropiados como la cama de sus propietarios, es decir, que presente una conducta problema.

Algunas estrategias en el hogar que se pueden utilizar son:

Designar múltiples zonas para sus desechos: esta táctica permite que la mascota tenga opciones para elegir el lugar que le parezca más cómodo para hacer sus desechos. Adicionalmente, se puede considerar ubicar estas zonas en lugares privados o cubrir los areneros evitando que estén a la vista. Si bien, el marcaje es un acto que va ligado al estado reproductivo (esterilizado o no), colocar más de un arenero en la casa ofrece la ventaja de que el felino no haga del baño en lugares inadecuados.

Zonas de descanso lugares elevados: a los gatos les gusta estar en ciertos momentos en puntos altos de la casa que les permitan tener un buen panorama del hogar y de sus miembros familiares. Esto en ocasiones provoca que los felinos tiren cosas al suelo creando un desastre. Más allá de buscar entrenar a la mascota para que no se suba a dichos lugares, colocar repisas destinadas para el descanso del gato es una buena opción que evitará que tu amigo peludo desee estar en otros sitios.

Existen varias estrategias que se pueden implementar en el hogar para permitirle a los gatos desarrollar sus comportamientos.

Zonas de descanso oculto: tener un lugar donde los felinos se puedan ocultar y mantenerse fuera del alcance de algunos miembros familiares o inclusive otras mascotas, les da la opción de resguardase, sin la necesidad de escaparse de la vivienda.

Instalaciones para el rascado y marcaje: a diferencia de los perros, los gatos no sólo marcan con su orina, sino que poseen en sus patas y rostro glándulas que les permiten ejecutar la misma función. Esto es imperceptible para el propietario, pero al colocar en su hogar instalaciones que sean más atractivas para el compañero peludo, ayudará a evitar que siga maltratando los muebles de manera constante. Estas instalaciones se pueden comprar o elaborar con base a las necesidades del hogar y del propietario.

Zonas de escalado: esta idea se une a la estrategia anterior, ya que al tener instalaciones que representen un desafío para el gato, una altura adecuada y un material que brinde una sensación agradable al felino, podrá permitir evitar que la mascota rompa y escale otras secciones de la casa, como las cortinas.

Recreación ambiental: los gatos son animales con instintos depredadores, siendo común que los propietarios sean mordidos o rasguñados a modo de juego y afecto. Si bien, esta es una conducta natural, al colocar ciertos juegos de desafío (como algún juguete colgante o móvil al estar en contacto con el felino) pueden minimizar los ataques de juego.

Zonas de salida externa controladas: el vagabundeo que presentan los gatos es motivado por diversas razones, entre ellas la necesidad reproductiva. Sin embargo, cuando no existe un motivante hormonal de por medio, el permitir que el felino salga de las paredes del hogar a recibir aire fresco y sol, mitiga los escapes que estos animalitos llegan a tener. Un ejemplo de esto es contar con un patio trasero que no permita que la mascota salga del hogar, pero que represente un nuevo panorama para ella. Actualmente, algunas personas optan por construir corrales de juego fuera de la casa, ya sea en la cochera o patio.

Zonas de alimentación: contar con diferentes espacios de alimentación, facilita la convivencia cuando se tiene más de un gato en la casa, puesto que, al colocar más de un plato de comida, evitamos que lleguen a tener enfrentamientos por el control de este recurso.

Estas son algunas tácticas que se pueden adoptar al momento de introducir un nuevo felino doméstico al hogar. Su implementación es subjetiva y solo pueden ser seleccionadas en base a las características del hogar, las necesidades del propietario y las características conductuales del gato. Recuerda que los veterinarios son los profesionales indicados para poder ayudarte en esclarecer cualquier duda y así apoyar en la toma de decisiones.

Artículo anteriorAlimentación para crecimiento y fortalecimiento del cabello, piel y uñas
Artículo siguiente¿Cómo cuidar el estilo de vida de mi perro durante la contingencia?
Con el fin de apoyar a las empresas a promover la continuidad del negocio durante la presente contingencia (COVID-19), Orienta PAE ha generado acciones para comunicar a través de diferentes contenidos información de valor para usuarios y clientes del programa PAE.
0 0 votos
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios