Termina con tus deudas este año

0
84
Deudas

Llega un momento en el cual salir de deudas se convierte en la prioridad. Existen diferentes métodos para hacerlo, pero sin duda, uno de los más efectivos es el llamado “método bola de nieve”; este se enfoca en pagar las deudas de menor a mayor, es decir, primero la más pequeña y así sucesivamente, generando una inercia favorable a medida que pagamos cada una.

Las personas solemos tener conductas repetitivas y, por tanto, es necesario mantenernos motivados para alcanzar un objetivo. Cuando se trata de salir de deudas esto puede ser útil, y justamente, el método “bola de nieve” puede jugar a nuestro favor.

¿Cómo funciona el método “bola de nieve” para salir de deudas? En realidad es muy sencillo:

  1. Primero, deberás enlistar todas las deudas y ordenarlas de menor a mayor.
  2. Realiza el pago mínimo en todas, excepto en la más pequeña. A esta última debemos destinar la mayor cantidad posible según nuestro presupuesto (desde luego, cubriendo más que el pago mínimo requerido).
  3. Cuando terminemos de pagar la más pequeña, la cantidad destinada para ella, se la sumamos al pago mínimo que ya hacíamos de la siguiente. Por eso el nombre de bola de nieve, ya que, al terminar de pagar una deuda, sumamos esa cantidad a la segunda, haciéndolo más grande.
  4. Al implementar este método y salir de nuestra deuda más pequeña rápidamente, vemos progreso: se ha ido de nuestra vida para siempre; con esto liberamos un poco de flujo de efectivo, que usamos para pagar la siguiente. Cuando vemos que funciona, nos motiva y mantiene en la práctica. El estrés disminuye.

Además, cuando llega el momento de enfocarnos a las deudas más grandes, ya hemos liberado tanto flujo de las más pequeñas, creando el efecto “bola de nieve” se forma una inercia que cambia nuestro comportamiento y nos ayuda a salir de deudas para siempre. Recuerda que antes de implementar cualquier estrategia, es importante contar con un presupuesto, donde sepas cuánto ganas, cuántas deudas tienes y cuáles son tus gastos, para que así puedas realizar los ajustes necesarios.

Elabora tu presupuesto para que sepas cuánto estás gastando cada mes y cuánto te queda al final. Si tu saldo es muy justo o no te queda casi nada, entonces hay que reorganizar tus gastos. Analiza cuáles puedes eliminar temporalmente y en cuáles ahorrar, por ejemplo, las salidas con los amigos cámbialas por alguna reunión en casa, cancela suscripciones o reduce planes de telefonía y televisión.

Recuerda que todo lo que puedas ahorrar suma, por pequeño que parezca, y que esta medida es temporal, en lo que terminas de pagar tus deudas y vuelves a tener liquidez.

Artículo anterior¿Cómo apoyar a alguien con depresión?
Artículo siguienteDiabetes y depresión
Somos una empresa que implementa el Programa de Asistencia a Empleados más completo en México y LATAM con el objetivo de brindar bienestar a las empresas, los empleados y sus familias a través de nuestras herramientas de salud laboral.
0 0 votos
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios