Integración de familias con mascotas

0
903
Convivencia con mascotas
Roberto Nickson en unsplash Mayo 01, 2023

Hoy en día los perros se han convertido en miembros de la familia y como parte de este cambio, se ha formado mayor conciencia sobre sus cuidados, aunque esto ha motivado en ocasiones a tratarlos con una visión que no corresponde a la de su especie.

En los últimos años ha ido cambiando la manera de interactuar entre las personas y los animales, donde parte de este movimiento se ha reflejado en el tipo de alimentación y en los hábitos de las mascotas dentro de los hogares.

En muchas ocasiones, estas dinámicas familiares se modifican al grado de dar a las mascotas tratos que no corresponden a las necesidades de su especie. Por ejemplo, ponerlos a comer en la mesa familiar, dormir con ellos en la cama, perfumarlos con frecuencia, pasearlos en carreolas (sin que tengan algún padecimiento que lo amerite), vestirlos con ropa y accesorios como lentes o zapatos, etc. En términos generales a estas costumbres se les conoce como “humanización de las mascotas”.

Se podría creer, desde un punto de vista optimista, que estas costumbres reflejan una empatía hacia los animales e incluso un alto nivel de compromiso, sin embargo, se ha llegado a considerar la humanización una forma de maltrato, debido a que esta sobreprotección les puede llegar a ocasionar consecuencias negativas en su comportamiento, tales como miedo excesivo o agresividad al intentar interactuar con otros perros.

Otra de las consecuencias, es que dichas mascotas podrían padecer ansiedad por separación, un trastorno conductual en el que se crea una gran dependencia física y emocional, al grado de que cuando el perro se separa de su propietario, no sabe estar solo y presenta alteraciones en su conducta como pueden ser aullar por horas o destruir cosas por la frustración y estrés.

Por ello es importante tener claro, que a pesar de que las mascotas pueden ser parte de nuestro núcleo social, se trata de una interacción entre dos especies con necesidades y características  diferentes. Darles afecto, cuidarlas, atender sus necesidades y compartir actividades, no significa que debemos verlas como si se tratara de una persona, la clave es establecer límites y permitirles hacer cosas propias de su naturaleza, para que sea una relación plena y saludable para ambas especies.

Publicaciones Relacionadas

¿Qué son las nuevas maternidades? Paternidades de hoy Paternidades sin consanguinidad en primer grado Amor por internet ¿Por qué la lucha feminista funciona para erradicar la violencia? Replanteando objetivos familiares Nueva Normalidad en familiaLa pareja en la nueva normalidad¿Qué son las nuevas maternidades?Paternidades de hoyPaternidades sin consanguinidad en primer gradoAmor por internet¿Por qué la lucha feminista funciona para erradicar la violencia?Replanteando objetivos familiaresNueva Normalidad en familiaLa pareja en la nueva normalidad

Artículo anteriorHipertensión arterial, el enemigo silencioso
Artículo siguienteLímites en adolescentes
Somos una empresa que implementa el Programa de Asistencia a Empleados más completo en México y LATAM con el objetivo de brindar bienestar a las empresas, los empleados y sus familias a través de nuestras herramientas de salud laboral.
0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios